Lazo2020

Resumen Real Decreto 2020/1997, de 26 de diciembre, por el que se establece un régimen de ayudas para la minería del carbón y el desarrollo alternativo de las zonas mineras

OBJETO

Con la finalidad de proveer al sostenimiento del carbón como único recurso energético autóctono relativamente abundante, el Real Decreto tiene por objeto regular la concesión de las ayudas del Estado a la minería del carbón dentro del marco jurídico de la Decisión 3632/93/CECA de la Comisión de las C.E., así como de las ayudas dirigidas, fuera del ámbito de la citada Decisión, a fomentar un desarrollo económico alternativo para las zonas mineras.

CONTENIDO

Las mencionadas ayudas, cuya gestión se asigna al Ministerio de Industria y Energía, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, se definen a continuación:

a) Ayudas al funcionamiento y a la reducción de actividad de las empresas mineras, que son las destinadas a reducir la diferencia entre los costes de explotación y los ingresos por ventas de carbón termoeléctrico, sin poder superar, por tonelada, dicha diferencia.

Serán beneficiarios de las mismas las empresas mineras que suscriban contratos de suministro de carbón termoeléctrico, habiendo de ajustarse a un plan de reestructuración que implique reducción tendencial de costes, o a un plan de reducción de actividad en que se fijen los objetivos finales.

La cuantificación de estas ayudas viene regulada para el año 1998 a partir de un importe de referencia individual para cada empresa, en función de las ayudas a la cobertura de los costes de explotación percibidas en 1997, reduciendo dicho importe en un 5% o un 10%, respectivamente, para explotaciones de minería subterránea o de cielo abierto, reduciéndose el nivel global de ayuda en 1998, como máximo, en un 6% respecto a 1997 y aplicándose reducciones del 10% anual en determinados casos.

A partir de 1999, las ayudas, con alguna particularidad según se trate de minas de interior o de cielo abierto, se ajustarán actualizando las del año anterior según el IPC previsto, con un máximo del 2%, y aplicando una reducción posterior del 6%, no pudiendo superar en todo caso su importe total anual el 96% de la ayuda global del año anterior.

b) Ayudas destinadas a cubrir cargas excepcionales vinculadas a planes de reestructuración que podrán llevar asociadas las de financiación de los costes laborales en procesos de reducción de plantilla, así como las dirigidas a compensar disminuciones de capacidad productiva.

Las empresas beneficiarias, que podrán ser las que tengan aprobadas ayudas al funcionamiento y a la reducción de actividad, deberán presentar ante el Ministerio de Industria y Energía un plan de modernización, reestructuración y racionalización, además de acreditar hallarse al corriente de sus obligaciones tributarias y para con la Seguridad Social.

En cuanto al desarrollo económico alternativo para las zonas mineras, el Real Decreto prevé ayudas destinadas a financiar, por una parte, proyectos de infraestructuras y, por otra, proyectos empresariales generadores de empleo, fijando las condiciones y beneficiarios para su concesión.

Dentro del ámbito de este Real Decreto, las ayudas autorizadas para el ejercicio de 1998, todas ellas con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, son:

 

MPta.

Ayudas al funcionamiento

Ayudas a la reducción de actividad

Ayudas a la reestructuración

Desarrollo alternativo de las comarcas mineras

59.443

67.412

66.962

35.000

TOTAL

228.817