Lazo1435

Resumen Real Decreto 1435/2002, de 27 de diciembre, por el que se regulan las condiciones básicas de los contratos de adquisición de energía y de acceso a las redes de baja tensión

OBJETO

El Real Decreto 1435/2002 tiene por objeto regular las condiciones básicas de los contratos, tanto de acceso como de adquisición de energía, en aspectos tales como plazos, procedimientos para el cambio, modificación y en general administración de los mismos, en el ámbito de la baja tensión.

CONTENIDO

En cuanto al contenido del Real Decreto los principales aspectos son los siguientes:

Sobre las posibilidades de contratación del acceso se establecen dos posibilidades:

  • Que el cliente contrate directamente el acceso con el distribuidor, en cuyo caso tendrá que justificar la existencia de un contrato de adquisición de energía.
  • Que el cliente contrate el acceso y la energía a través de comercializador. En dicho caso éste actuará como mandatario del cliente y podrá actuar así mismo, como su sustituto si, el cliente le otorga poder suficiente. Esta posibilidad se extiende a los contratos en alta tensión. En estos casos el comercializador deberá informar al cliente, al menos una vez al año, de acuerdo con lo establecido en el art. 81.3 del RD 1955/2000, de lo que ha pagado en concepto de tarifa de acceso.

El Real Decreto establece la duración de los contratos de acceso que será anual prorrogable sin excepciones y los plazos para pasar de tarifa integral a tarifa de acceso, o para cambiar de comercializador, que dependerán de si son necesarias modificaciones en las condiciones de contratación o no. En este último caso, el plazo coincidirá con el siguiente ciclo de lectura excepto para aquellos consumos con lectura bimestral, en cuyo caso podrá realizarse dentro de los quince días siguientes a su solicitud, estimando la lectura. Si el cliente vuelve a la tarifa integral, esta vuelta será al menos por un año.

En el caso de que el comercializador rescinda el contrato de suministro de manera anticipada o por finalización del mismo, debe avisar al cliente y al Distribuidor con quince días de anticipación de manera fehaciente. Transcurrido el plazo el distribuidor le facturará al cliente a la tarifa integral correspondiente salvo que el comercializador indique lo contrario, o el cliente presente otro contrato de suministro. De no realizar dicho preaviso el comercializador será responsable de la energía consumida por el cliente.

Otros aspectos regulados por el presente Real Decreto son los siguientes:

  • La obligación de los Distribuidores de crear una base de datos de clientes informatizada que incluya el CUPS, así como, otros datos sobre los clientes y sus consumos. Dicha base de datos será de acceso gratuito para los clientes a sus datos, y de acceso restringido para los Comercializadores.
  • Se regula también el plazo para contestar a peticiones por parte de los clientes y comercializadores a los distribuidores. Para el caso de peticiones no automáticas el plazo será de 5 días salvo que el distribuidor tenga implantado sistemas informáticos.
  • Para aquellos consumos sin obligación de registro horario de consumo serán de aplicación perfiles.

Aquellos clientes que quieran contratar simultáneamente con mas de un comercializador, o quieran contratar la energía directamente con un productor o accediendo al mercado organizado, deberán contar con contador horario. En cualquier caso, no será posible contratar con mas de un comercializador en cada periodo de liquidación de energía.