Desde el 1 de enero de 1998, España cuenta con un nuevo marco regulador de la actividad eléctrica que está dando lugar al desarrollo de un nuevo sistema eléctrico.

Este nuevo sistema se basa en la implantación de criterios de liberalización y competencia, de manera compatible con la conservación del medio ambiente y la seguridad del suministrio. Su objetivo principal es promover la libre iniciativa de los agentes que operan en el sistema con el fin de incrementar la calidad del servicio y la competitividad de los precios eléctricos españoles

Desde el punto de vista legal, el nuevo sistema se asienta en la Ley del Sector Eléctrico aprobada por el Parlamento español en noviembre de 1997 y en los Decretos que la desarollan. A su vez, este conjunto de nuevas normas legales tienen, como referentes más destacados, la Directiva de la Unión Europea sobre Normas Comunes para el Mercado Interior de la Electricidad de diciembre de 1996 y el Protocolo para el Establecimiento de una Regulación del Sistema Eléctrico Nacional, también de diciembre de 1996, suscrito por el Ministerio de Industria y Energía y las empresas eléctricas españolas

Los documentos que se ofrecen en esta sección ofrecen información completa y detallada sobre el nuevo sistema.

Subcategorías