Las empresas distribuidoras de UNESA quieren contribuir en el desarrollo del vehículo eléctrico

logonotadeprensa.JPG

UNESA se ofrece para colaborar con la Administración en la definición de una red suficiente de recarga en vía pública y en el desarrollo de estas infraestructuras.

Madrid, 22 de marzo.- El vehículo eléctrico es una eficaz herramienta para reducir las emisiones de CO2 y otros contaminantes producidos por la actividad del transporte y supone una mejora en la eficiencia energética.

Una de las principales barreras para el despliegue del vehículo eléctrico en España es la ausencia de una infraestructura suficiente de recarga en la vía pública, tanto en ciudades como en la red de carreteras. Esta limitación está suponiendo una barrera a la compra de vehículo eléctrico, ya que el uso del mismo se ve restringido a las ciudades y a trayectos cortos. España no ha definido aún objetivos concretos en cuanto al número de puntos de recarga públicos, tal y como señala el Informe del Semestre Europeo realizado por la Comisión Europa (DG-ECFIN-Economía y finanzas) sobre España publicado el mes pasado.

La CNMC, en su reciente informe sobre la propuesta de Real Decreto relativo al gestor de cargas, considera que el desarrollo de estas infraestructuras de recarga debería englobarse dentro de una estrategia nacional de impulso al vehículo eléctrico. Los distribuidores, con criterios técnicos y de eficiencia en la red, se ofrecen para colaborar con la Administración en la elaboración de dicha estrategia nacional.

Adicionalmente y en línea con lo propuesto en el paquete de invierno por la Comisión Europea, siempre que no exista iniciativa por parte de otros agentes, los distribuidores podrían desarrollar parte de la infraestructura pública de recarga hasta que el mercado alcance la madurez suficiente.

Los distribuidores tienen capacidad técnica, experiencia y medios para llevar a cabo actuaciones a gran escala en las redes de distribución. Su participación facilitaría el despliegue de infraestructura de recarga pública, garantizando un desarrollo ordenado y homogéneo.

Por tanto, si España apuesta por posicionarse con los principales países europeos en el desarrollo de infraestructuras, el distribuidor es un agente necesario para contribuir al éxito de la movilidad eléctrica como facilitador de la integración del vehículo eléctrico en la red.

Más información: Prensa de UNESA 915 67 48 83.

 

Anteriores