Comunicado conjunto de asociaciones de distribución eléctrica

encabezado2.JPG

Las tres asociaciones que agrupan a más de 300 empresas distribuidoras de energía eléctrica - Aseme Cide y Unesa - quieren manifestar lo siguiente:


  1. La actividad y remuneración de la distribución eléctrica fue establecida por la Ley del Sector Eléctrico (24/2013) que determina su régimen retributivo, fija periodos regulatorios de 6 años y describe los mecanismos y plazos para su revisión y adaptación a la evolución de la economía.

  2. Las modificaciones anunciadas se producen de manera inesperada al estar fuera de los periodos regulatorios que establece la citada norma, lo que pone en cuestión la estabilidad jurídica exigible en nuestro país y perjudica al conjunto de las empresas representadas por Aseme, Cide y Unesa.

  3. Los cambios regulatorios se quieren introducir cuando aún está pendiente de tramitación la Ley del Cambio Climático y Transición Energética y cuando la comisión de expertos creada por el Gobierno para asesorar sobre estos asuntos aún no ha entregado sus conclusiones.

  4. La transición energética exige mantener y ampliar las redes de distribución existentes y la incertidumbre generada por los cambios regulatorios no favorece la inversión. Cabe señalar que el volumen de inversión anual de las empresas distribuidoras en España supera los 1.100 millones de euros.

  5. El papel de las redes es crítico para poder integrar de manera efectiva las energías renovables, conseguir que el consumidor sea más activo y responsable en una red digitalizada y para poder ampliar los usos de la electricidad, por lo que alterar el entorno regulatorio puede condicionar la consecución de estos objetivos.

 

 

Anteriores