UNESA destaca la buena gestión económica de las empresas de distribución eléctrica

cprensa.jpg

El órgano supervisor publica el análisis económico-financiero de las principales empresas de distribución del sector eléctrico

  • Mejora de la gestión operativa de la distribución
  • Se mantiene un elevado nivel de inversión (1.000 M€/año)
  • Se propone que la tasa de retribución refleje el coste del capital

Madrid, 11 de enero.- UNESA considera que el informe económico-financiero de la CNMC publicado hoy sobre la actividad de distribución eléctrica en España demuestra el enorme esfuerzo realizado por las empresas para mejorar su eficiencia, rentabilidad y calidad de servicio a los consumidores.

Todas las variables analizadas en el “Informe de análisis económico financiero de las principales empresas de distribución del sector eléctrico (2013-2016)” reflejan la mejora de gestión empresarial de las empresas de distribución eléctrica que conforman Unesa, por ejemplo a través de un parámetro tan representativo como el descenso “significativo” de los gastos de explotación.

Todo este esfuerzo empresarial también es extrapolable al área de las inversiones -que la propia CNMC cuantifica en más de 1.000 millones de euros anuales- lo que ha redundado en una mejora continuada de los estándares de calidad y de servicio a empresas y hogares (el tiempo medio de interrupción se redujo en un 32% en 2013-2016).

Finalmente, Unesa comparte el criterio expresado en sus conclusiones por la CNMC de que llegado el momento de la revisión de la tasa de retribución financiera (1 de enero de 2020) se debería adecuar ésta al coste de los recursos propios y ajenos de las empresas distribuidoras. Para ello, habría que implementar una metodología objetiva que esté alineada con las mejores prácticas de los países de nuestro entorno.

Unesa recuerda que España dispone de una de las redes eléctricas más eficientes en coste y calidad de suministro del mundo y pionera en la implantación de contadores inteligentes (smart meters). Esto le sitúa en una excelente posición de partida para afrontar los retos de la transición energética: una mayor electrificación de la economía, el desarrollo de la movilidad eléctrica y una participación más activa de los consumidores.

Más información, Prensa de UNESA 915674883.

 

Anteriores